La enfermedad de Nemo Bandeira avanza muy rápido: “Estoy para pegarme un tiro”