Antonio y Ana, arrepentidos por perder siete años de relación con sus amigos "por orgullo"