Carlos Sobera desfila con tacones como una auténtica vedette y casi acaba por los suelos