Sobera aprende al dar la 'Dioni-vuelta', todo un clásico del componente de Camela