Negaba la dura realidad que vivía en su matrimonio e hizo sufrir a sus padres