'La Húngara' abre su corazón a Sobera, recibe una sorpresa y cumple el sueño de la pequeña Saray, su mayor fan