El Duque de Palma pasó las Navidades en París