La gran duda: ¿Por qué Antonio Manuel Guerrero, siendo guardia civil, actuó así con su pasaporte?