Kevin, amigo del joven apuñalado en Cobeña, afirma que no había ni seguridad ni asistencia médica: “Tardaron 40 minutos”