Calvo Sotelo se llevó su propia cama a la Moncloa, según la 'escritora de los presidentes'