Estafa: se cogió una depresión tras comprar un coche de 65.000 euros que nunca recibió