Moncloa intenta impedir que la catedral de la Almudena sea lugar de peregrinación a la tumba de Franco