El hombre que tiró a una niña por la ventana estaba en paro y había pedido consuelo a los padres