El marido de la mujer encontrada en un armario: “No la encerraría como a un perro”