Minero que quedó atrapado bajo tierra: “Sólo queda aferrarse a la esperanza”