Un minero ya está dentro de la cápsula roja que bajará por el pozo paralelo al de Julen