París destina 50 millones de euros para reconstruir la catedral de Notre Dame