La policía estuvo el lunes en la casa de los niños asesinados en Godella (Valencia)