Una prostituta agarra del brazo a un reportero de 'Ya es mediodía' para que entre en su habitación