Una vecina de Sant Lorenç nos enseña cómo ha quedado su casa tras la lluvia torrencial