Santiago Izquierdo Trancho, el preso más peligroso, ha sido detenido en León