Última víctima de Benito Ortiz, el preso fugado: "Cierro la tienda porque tengo miedo"