Revilla no se libra de las críticas