Las consecuencias psicológicas que el ciberacoso tuvo en Nagore: una honda depresión y fobia a encontrarse con los alumnos