Cristina pone a Francisco de los nervios: “Eres personaja y especial, pero elegante no eres”