Olivia reluce con el cambio... ¡y Cristina le regala su chorbo-agenda!