Sandra: "Me siento más cómoda con los animales que con las personas"