María protagoniza un cambio instantáneo lleno de luz