Josep lleva un 95% del cuerpo tatuado