Mariana vence en un debate electoral marcado por los trapos sucios