Madrid, una ciudad de tabernas