España, con excesiva relajación ante Haití