La Quinta Sinfonía de La Roja, contra Nigeria