Kanouté se lleva la ovación de la previa al entrar al Calderón para ver la final de Copa