Rico salva al Sevilla: paradón a un cabezazo de Piqué y a un tiro lejano de Dani Alves