Los padres de Antonio Meño, en el plató