Andrés Iniesta podría jugar en el Vissel Kobe, un equipo japonés por el que solo han pasado dos españoles