El Barça se da un atracón con Osasuna (7-1) y Mascherano se estrena como goleador culé