Borja Mayoral no perdona el pase de la muerte y cierra la manita ante Eslovaquia