Cristiano, aclamado en Doha