Los motivos de Zidane para estar preocupado: Paulinho ha marcado el doble de goles en Liga que Cristiano y Benzema