Así forzó Piqué la amarilla para asegurarse jugar el clásico ante el Madrid