El Sevilla golea (1-3) al Athletic en San Mamés y sentencia la Copa del Rey