El Barcelona ya está en Portland a la espera de la llegada de Malcom