El Madrid visita el Calderón plagado de bajas