España remonta a Rusia y se proclama campeona de Europa por sexta vez