Iniesta y Piqué entrenan al margen tras la victoria copera