Los clubes de la Liga BBVA y Adelante debían algo más de 3.440 millones