El Real Madrid necesita ganar al peligroso Borussia Dortmund