El Real Madrid, listo para asaltar San Mamés